Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Portada Tigres de Papel

Vacaciones

Por Francisco Javier Mares

El gobierno está de vacaciones. El aparatazo del Poder Ejecutivo, secretarías, descentralizadas y demás, no quieren saber más del cuento. Todas y todos se fueron a la playa. Solecito, rico. En el Poder Judicial, auténticos artistas en pasar desapercibidos, dejan a una guardia mínima que atienda, así como para despistar. Y las y los diputados del Poder Legislativo regresarán más tardecito a simular que hacen algo de provecho para los contribuyentes, cosa que les sale muy bien.

Mientras tanto…

Dos custodios del ‘Cereso Mil’ de Valle de Santiago fueron ejecutados en la carretera a Huanímaro, a menos de medio kilómetro del reclusorio. Nunca sabremos por qué, así los detectives de la fiscalía autónoma y eterna digan que investigan el caso.

En Uriangato, seis personas son asesinadas en una gasolinería en las inmediaciones de la feria del pueblo. Los mataron y se fueron. De trámite para los criminales. Ah, otros cinco resultaron heridos. Mero dato para el parte policiaco y el boletín de prensa.

En la capital del estado, nuestra apacible ciudad cervantina, tres balaceras en una noche dejaron a dos ejecutados y cuatro heridos.

De León, la urbe más poblada de Guanajuato, ni hablar. La violencia urbana y del crimen organizado estallan en la cara de una administración, repetidora, impasible ante los asesinatos.

Y así el resto del estado. Los hechos de sangre, uno y otro y otro harían, de entrada, indefendibles al jefe de los policías estatales, Alvar Cabeza de Vaca y al exprocurador de justicia, ahora fiscal estatal que se manda solito, Carlos Zamarripa Aguirre. Pero no.

Dicen los enterados, unos más que otros, que no se puede, que porque son un encargo del exgobernador Miguel Márquez Márquez, al actual Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, y que como este le debe la chamba a aquel, pues no.

Alvar arrastra una carrera de escándalo en escándalo desde que dejó la jefatura de los árbitros calificadores, en León; Carlos Zamarripa tuvo una vida en la Procuraduría de Justicia ya extinta, desde ‘ve y tráime’ hasta jefe. Se asumen, ambos, inamovibles. Y por ahora lo son, parece.

Peeero nada justifica su permanencia. El problema de esos encargos es que lidian con números, más que con discursos. Y por más que los discursos del gober y de doña Sofía, la vocera del ramo, los amparen, los muertos ahí están. Se amontonan. Ni Alvar ataja una sola, ni Zamarripa agarra algo que no sea un resfriado. Sin embargo, como el dinosaurio de Monterroso, siguen ahí.

Alvar va de sexenio en sexenio y Zamarripa, por obra y gracia de una diputación de una docilidad de campeonato, tiene asegurados, en el papel, otros nueve años en el puesto. Qué tal.

EL PRI, A LAS CAIDITAS

Muy a propósito, el secretario general del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional -rimbombante el encargo-, el PRI, Alejandro Arias Ávila, hizo una declaración de lo más curiosa…

Advirtió al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo que si no se pone trucha en los asuntos de seguridad, puede perder la gubernatura… ¡con Morena!

Y lo más grave del caso es que Arias Ávila tiene razón. Bueno, más o menos. A ver.

Para la disputa de la gubernatura falta un rato. Todavía puede correr mucha agua bajo el puente. Antes están las intermedias. Esas son las que deberían -seguro lo hacen- preocupar a Diego Sinhue. Y más que las alcaldías son las curules del Congreso del Estado. Esa es- debiera ser-, la apuesta opositora.

El Congreso legisla -o finge hacerlo- pero también decide la cuantía y el destino del gasto. En qué sí y en qué, no. Es difícil imaginar las limitaciones de maniobra de un gobernador como Diego Sinhue Rodríguez con una legislatura de mayoría opositora. Se antoja.

Arias destaca el liderazgo de Guanajuato en policías asesinados y su estatus de única entidad perdida por Morena en las elecciones federales de 2018. Acierta, claro. Ahora, concluir desde ahí que Guanajuato sea obsesión del presidente de la República o de sus huestes en el CEN de Morena suena aventurado. Que les interesa, claro, pero hasta no ver.

El apartado dedicado a la seguridad en la declaración de Alejandro Arias, tiene más ‘carnita’. Insta al gobernador Rodríguez a hacer una evaluación de lo actuado por Alvar y Zamarripa. Ello, urge, habría que coincidir. Los números nomás no se les dan. Que Guanajuato sea primer lugar en homicidios dolosos en todo el país ‘no vende’ si queremos llegar a Singapur.

Ni Alvar, ni Zamarripa desquitan la nómina. Es así de claro, quien diga lo contrario, miente. Simple.

Nada más para el anecdotario queda el pronunciamiento de Arias Ávila sobre el riesgo del PAN de perder la gubernatura… Con Morena ¿O sea, cómo? Uno supondría que don Alejandro es tricolor de hueso colorado…

En fin, así cierran las cosas para el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en este fatídico -con todas sus letras-, 2019. Mal año, ni le compongan. Por un lado, las cifras rojas de la violencia criminal inocultables, injustificables, inaceptables y por otro, el relevo en las alcaldías y el Congreso en puerta, sin mucho que vender desde el Ejecutivo estatal.

El discurso anti ‘peje’ ya se lo acabaron Marko Cortés y Romero Hicks. Para lo que haya servido. El chiste de las redes sociales se cuenta solo, y algo tendrán que hacer en el navío azul para evitar su naufragio. Acá esperamos el 2020.

LA JAULA

Se nos acaba 2019, que el 2020 sea un buen año, mejor que este, pues.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.