Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Destacado Portada Tigres de Papel

La crisis y el caos

Por Francisco Javier Mares

El anuncio, el martes, de la estrategia que llevaría a la reapertura de las actividades económicas, sociales y educativas, esa ‘nueva normalidad’ de la que habla el mundo una vez que libre el azote del coronavirus, devolvió el alma al cuerpo a vastos sectores en Guanajuato. 

Con su publicación, el miércoles, en el Diario Oficial de la Federación, DOF, hubo emoción desbordada. En el texto se dio cuenta del acuerdo del Consejo de Salubridad General: a partir del 18 de mayo, este lunes, los sectores minero, automotriz y de la construcción podrían reiniciar sus actividades.

Peeero, una aclaración -y mea culpa-, de la Presidencia de la República hundió a todos de nuevo en la confusión. El Diario Oficial de la Federación (DOF) reconocía que, en su edición publicada ese miércoles, se difundió una versión digital errónea de las actividades esenciales que podrían reanudar a estas alturas de la pandemia del covid-19, en México.

De acuerdo con el resolutivo ahora son ‘actividades esenciales’ las industrias de la construcción, minera y automotriz -las tres de primer orden en Guanajuato-.

Como en libreta de cuadrícula, las autoridades federales de salud oficializaron además lo que dieron en llamar “semáforo por regiones” que evaluaría semanalmente el riesgo epidemiológico y las decisiones conducentes en tiempo y forma en cada una de las entidades federativas.

El semáforo de marras, con los colores rojo, naranja, amarillo y verde, especifica por regiones las tareas permitidas a partir del 1 de junio, así como las actividades correspondientes a cada una de sus luces.

El acuerdo fija cuatro etapas que van desde la reapertura de actividades en municipios en los que no se presentaron casos de covid-19, y sin vecindad de contagios; se ocupa de la instalación de protocolos para el reinicio de las actividades en general; la reanudación, por regiones, de actividades sociales, educativas y económicas; y la declaratoria de la construcción, la minería y ‘la fabricación de equipo de transporte’, como ‘actividades esenciales’.

A todo esto, la Dirección General Adjunta del DOF, informó que no, que todavía «están a la espera de recibir el acuerdo final para, ahora sí, publicarlo a la brevedad posible…» Todos en alto momentáneo. De nuevo..

Y todavía para acrecentar las dudas, el miércoles a la noche, el doc Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, salió a decir que «una vez que concluya la Jornada Nacional de Sana Distancia -eso es el último día de mayo-, las decisiones sobre la reanudación de actividades laborales, escolares y de recreación será responsabilidad absoluta de los gobiernos estatales».

Que la Federación será auxiliar con el modelo matemático que anticipa el comportamiento de la pandemia, y con la evaluación de los riesgos, pero nada más. En otras palabras, el balón -y las presiones-, en la cancha de los gobernadores.

Gatell aclaró que no es que haya conflictos o desacuerdos entre la Federación y las entidades, nada de eso, sino que «el país entrará a una nueva etapa en la que los gobernadores harán el balance para decidir lo que mejor convenga a sus poblaciones». Nuevo reparto de responsabilidades, pues.

Ahí reiteró que las nuevas actividades esenciales empezarán a operar a partir del primero de junio…, siempre que hayan adoptado las medidas sanitarias de prevención del coronavirus en el entorno laboral. Otra vez, ni, sí; ni, no.

¿ENTONCES?

Sin provocación de por medio, el director de Guanajuato Puerto Interior, GPI, Luis Quirós Echegaray, soltó que este lunes el 70% de las empresas ahí establecidas «regresarán de nuevo a producir». Así, sin más.

Sí, bueno, que «deberá hacerse bajo un importante respeto y exigencia para aplicar las medidas de salud y evitar posibles contagios». Pero de que van, van.

El exalcalde de León imagina «un lunes con actividades muy similares a las vistas antes de la llegada del virus». Pues habrá que estar muy pendientes.

Como quiera que sea, hay optimismo. Alfredo Arzola, director del Cluster Automotriz -discurso emblema de los sucesivos gobiernos panistas de Guanajuato de 1991 a la fecha-, dijo al diario ‘a.m.’ que esperaban que el jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador informara los detalles de cuándo podrán reanudar actividades -eso no ocurrió.

El presidente del Clúster Automotriz del Estado de Guanajuato, Rolando Alaniz Rosales, había adelantado que ellos están listos para reanudar labores incluso antes del 18 de mayo. Que tienen a la mano los protocolos de operación de firmas transnacionales, cuyo contenido se reservan para no agravar la confusión. Se agradece, hasta eso.

En Guanajuato, dependen del sector automotriz y de autopartes 110 mil empleos directos y 90 mil indirectos, precisa el medio.

Claro está que a Guanajuato, como al resto del país, le urge ponerse a trabajar…

En Irapuato, hablan del 35 por ciento de los negocios afiliados a la Canaco, cerrados; en Celaya, que al mes de abril, el 22% de las empresas reportaron recortes de personal; en León, los comerciantes del Centro Histórico traen pleito casado con el alcalde Héctor Germán René, que los lleva a la ruina.

Los zapateros leoneses no hallan la puerta -sus obreros, peor, encontraron cerradas las de los tribunales laborales-. Los zapateros y sus proveedores también hablan de protocolos listos, pero requieren del banderazo.

En el lado social, los esfuerzos de la sociedad civil por dar de comer a los más desprotegidos en las ciudades del corredor industrial, se agotan; el escándalo de las ‘misas clandestinas’ y los contagios en León, expuesto tras la muerte de un sacerdote, crece… El coronavirus agobia. Así nos amanecemos.

LA JAULA

Mientras tanto, en ese universo perdido que es el Congreso del estado, rumbo al ‘año de Hidalgo’, el señor diputado priista José Huerta Aboytes quiere crear la figura del ‘Notario auxiliar’. Hombre, si no para cuándo son los amigos en la polÍtica…

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.