Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Destacado Portada Tigres de Papel

El Insabi azul

Por Francisco Javier Mares

El panismo apostó a que con el Insabi, el nuevo Instituto Nacional de la Salud para el Bienestar, no habría ‘adhesión’, que nada más sería ‘coordinación’.

A ver.

Juan Carlos Romero Hicks, pastor de los diputados federales del PAN, quien parece que ya regresa de la estridencia a la cordura -le vienen mejor los argumentos que los epítetos-, ilustraba que al cierre de los registros habían logrado la garantía de una cobertura médica ‘gratuita, oportuna y de calidad’, bajo ‘sus’ condiciones:

1) Atención gratuita y progresiva; 2) Conservar la infraestructura y la operación del sistema de salud 3) Certeza presupuestal y financiera; 4) Modelo único de salud nacional -que suena más a sujeción-; 5) Aplicación -inclusión en el reparto- de 40 mil millones de pesos para el sector, y 6) Libertad para la compra consolidada de medicamentos -bajo precios estandarizados-.

Y que en la comidita de los gobernadores de su partido con ‘el presi’, mero trámite, parecía, la formalización del acuerdo habría de asegurar, entre otras cosas:

  1. Que continúe la aportación federal en la misma proporción (Federación 85% y entidades 15%.)
  2. Que los ciudadanos sin seguridad social tengan la certeza que serán atendidos -bandera de Amlo y argumento para la creación del Insabi-.
  3. Que en el Plan Nacional de Infraestructura federal en salud sean consideradas todas las entidades federativas.

Guanajuato vio morir al Seguro Popular con algo así como 3 millones 30 mil afiliados -500 mil de ellos en León-. En buen cristiano, más de la mitad de la población del estado, 5 millones 854 mil habitantes al Censo del Inegi 2015  -1 millón 578 mil 626 habitantes en León-, sin seguridad social -de la garantía de una vivienda o pensión dignas, olvídese-.

Los gobiernos panistas, nueve, Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán decidieron entonces, que firmarían convenios ‘de coordinación’, pero ‘no adheridos’.

En esa lógica, sin tanto rollo, la diferencia sería que los ‘no adheridos’ conservarían la administración de los servicios y la infraestructura de salud en sus entidades… con el dinerito que habría de entregarles el gobierno federal.

GRILLA Y COMIDA

Martín Orozco Sandoval, gobernador de Aguascalientes y voz del bloque azul, le daba menos vueltas que Juan Carlos: conservarían la operación de los servicios -peeero ojo-, “las reglas de operación van a ser las mismas en los 32 estados. La gratuidad progresiva se va a dar al mismo tiempo y habrá las mismas certificaciones de hospitales, todo igual, todos estaremos bajo el mismo modelo”.

En la mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó la que sería su postura a la hora de comer: aún si los estados no se adhieren, sí reciben los recursos y se hacen cargo de la atención, la infraestructura y los medicamentos; reciben -¿solo?- lo que les corresponde por Ley; no se les quita el presupuesto; la adhesión es voluntaria…

Eso sí, advirtió, la entidad se hace a cargo de garantizar la atención médica y los medicamentos a todos, y no solo del llamado ‘cuadro básico’, todos los medicamentos… “Aquí vamos a estar informando dónde faltan medicamentos y por qué (pero) son decisiones que toman los gobernadores y no queremos hacer nada por la fuerza”.

“La intención es hablar con el presidente y llegar a un acuerdo, lo mejor para los ciudadanos”, dijo el gobernador Diego Rodríguez al llegar a Palacio Nacional. Como él, optimistas sus correligionarios gobernadores. Con acuerdo en la antesala se sentarían a comer. Habían firmado de manera previa ‘un traje a la medida’ ¿De AMLO? Algo salió mal, no llegaron bien a los postres.

“Lamentamos que hoy el convenio que se firmó con el gabinete de salud para mejorar el Insabi no se haya ratificado. La Federación redujo el tema de salud a una postura única: adherirse al Insabi o rechazarlo en su totalidad. Sin caminos alternos ni propuestas de mejora”, tuiteó luego la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional.

En la misma red, abundarían que cada entidad definirá su adhesión; que insistirán en sumarse a la adquisición consolidada de medicamentos, y exigen ‘la totalidad de los recursos a los que tenemos derecho”.

El presidente publicó un lacónico tuit: “Comimos y tratamos asuntos de interés público con los gobernadores del PAN. Tenemos relaciones de respeto y el deber de trabajar juntos en beneficio de la gente”, con el texto, la fotografía de los gobernadores de Durango, Tamaulipas, Baja California Sur, Yucatán, Querétaro, Aguascalientes, Chihuahua, Guanajuato, Quintana Roo y Nayarit.

En la sobremesa, una tacita de Insabi descafeinado, que desdeñaron todos…

LA JAULA

Acá, el obispo de Irapuato Enrique Díaz, llama a las autoridades a no tapar la violencia que se vive en Guanajuato para cuidar su imagen -“Voz que clama en el desierto”-, Isaías, dixit.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *