Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs

El ataque a Malú

Por Francisco Javier Mares

Hay cosas que no cambian. Al menos no por acá en tratándose de ocurrencias socio/político/ideológicas. En las fachadas de comercios del Centro Histórico de León amanecieron carteles para denostar a la senadora guanajuatense por Morena, Martha Lucía ‘Malú’ Mícher Camarena, exorcizar la práctica del aborto y reivindicar ‘el derecho a la vida’.

En pegotes más propios de las corridas de toros –vilipendiadas por otros tantos–, o funciones de lucha libre –todavía a salvo de cruzados en contra de algo–, ‘Malú’ Micher es calificada como ‘traidora’, por su defensa proverbial al derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, en términos del cartel: ‘por estar a favor del aborto’.

La propaganda callejera incluye una fotografía de la Senadora y, por supuesto, se exige su remoción inmediata al encargo. Sentencian: «Malú Mícher. Traidora a Guanajuato. Su causa: el aborto. Se olvidó de Guanajuato Remoción de su cargo. ¡Ya! 10 años trabajando para ONU Aborto».

Hm. Martha Lucía Mícher Camarena, efectivamente tiene ya una larga trayectoria en la polaca entre el estado de Guanajuato y el ex Distrito Federal, hoy Ciudad de México. Y sí. También en el activismo en la defensa de las mujeres desde una perspectiva de género progresista…, casi de izquierda.

Cierto es, claro, que sin provocación alguna y a la menor oportunidad, suele evocar su participación como integrante de la Delegación mexicana en la Conferencia Mundial de la Mujer, en Pekín, China, en 1995. 

Desde el PRD y luego en Morena, obvio, Malú Mícher ha sido diputada en tres ocasiones. Una al Congreso de Guanajuato y las otras dos al Congreso federal.

Aspiró, es un decir, a la gubernatura de Guanajuato en 1995 –en una candidatura más bien testimonial y con pocas ganitas, salvo las obligadas declaraciones incendiarias en ruedas de prensa–, y quedó tercera detrás del priista Ignacio Vázquez Torres y el ganador, el panista Vicente Fox.

En el año 2000, participó también por la Presidencia municipal de León, en una contienda que fue un paseo para el panista Luis Ernesto Ayala, ganador sobre  ‘Malú’ y el priista José Luis Díaz del Castillo, quien además abandonó tras un accidente de auto. Ahora, Martha Lucía está en el Senado de la República.

Esta no es la primera vez que a Mícher la insultan en calles y bulevares. En realidad, es cliente. El año pasado, aún como candidata, en puentes vehículares de León, Irapuato y Celaya hubo lonas en las que se le descalificaba que porque había llamado ‘vacas’ a las mujeres, así que las denigraba.

En todo esto, lo menos significativo es si se está a favor o en contra de ‘Malú’ Mícher, de los derechos de las mujeres o de la eventual práctica de un aborto en y por cualquiera de las circunstancias imaginables. Aquí, el punto es la reaparición de prácticas que nomás no se extinguen.

En plena era digital, recurrir a estos métodos en una pretendida exhibición de tal o cual idea o conducta contrarias a las propias, además de colocar a la persona en una posición de riesgo de violencia evidente, es todo un arcaísmo social y político.

Todavía recordamos –con una sonrisa, si hasta eso–, la hoguera pública en plena plaza principal de León –De los Mártires, le llaman–, en octubre de 2009, en la que la entonces regidora panista Hortensia Orozco y la presidenta de lo que se hacía llamar –en una de esas, todavía–, ‘Suma tu Voz’, Lourdes Cázares, deshojaron ejemplares de libros de biología de primero de secundaria y los quemaron en una tina de metal.

Muchos años atrás, Juan Carlos ‘el gordo’ López Espinosa, del PDM –uf–, amenazó con quemar la Casa de la Cultura de Léon, si el Municipio autorizaba la presentación de la activista Marta Lamas –pero eso, diría la nana, es otra historia.

Hasta pergeñar estos ‘Tigres…’, la senadora Martha Lucía Mícher, no había dicho esta boca es mía…

A FUEGO LENTO

Vaya pachanga la que armaron los diputados de los diversos grupos parlamentarios en la Cámara baja del Congreso de la Unión, a propósito de la aprobación del Presupuesto de Egresos Federal, el PEF 2020.

Este viernes 22 se aprobó, tenían qué, la sesión inició desde el miércoles 6. Diría, precisamente el hoy diputado federal y ex gobernador de Guanajuato, Juan Carlos Romero, que el gobierno tiene tres velocidades: lento, más lento y en reversa.

Lo anterior –y es aquí cuando hacen un mohín de reproche los diputados–, debido a que los campesinos –de Antorcha Campesina y anexas, puro manifestante de gorra beisbolera, que no de sombrero–, necean en su bloqueo a los accesos del Congreso.

Bueno, a eso y a la ‘línea’ del presidente Andrés Manuel López Obrador de no desalojar a nadie, así que ahí tiene a usted a normalistas en el secuestro de centenares de autobuses de pasajeros al sur del país; a sus profes de Michoacán, con plantones en las vías del ferrocarril; o a ‘campesinos’ que impiden que los diputados se pongan a trabajar –que entren a la sala del Pleno, al menos.

Para el jefe de los diputados morenistas –además aspirante a su dirigencia nacional–, Mario Delgado, el episodio ha sido de jornadas inacabables. Todavía se dio tiempo para asistir, el martes, al noticiero ‘Despierta’, de Televisa –cada vez peor–, a debatir con Juan Carlos Romero Hicks –a nosostros nos confirmó que al ex gober le va mejor la argumentación que los portazos, pero esos son sus nuevos modos–. Ambos se vieron lucidores, pero aclararon nada.

El miércoles, Mario Delgado aceptaba, contra su dicho original, que irían a una sede alterna y en sesión secreta, avanzarían en la discusión del PEF. El jueves, tras la intentona fallida de la policía capitalina, la federal había, casi, recuperado los accesos a la Cámara de Diputados. Como quiera que sea, ya hay presupuesto. Hombre, qué gentileza.

LA JAULA

Que los dueños de palcos y plateas del estadio León, exigen indemnización de unos 650 millones de pesos. Tienen todo el derecho de exponer en los juzgados, cualquier despropósito que se les ocurra. Pero ya liberen a la afición de su pataleo público.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *