Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Destacado Portada Tigres de Papel

Red is the new green

Por Francisco Javier Mares

El fin de la Jornada Nacional de Sana Distancia deja al estado de Guanajuato con 1 mil 974 casos de covid1-9 y 146 decesos. En León, 732 casos confirmados, 99 más que el día anterior y un registro de 29 muertes, seis en las 24 horas previas al cierre. Todos los números en ascenso.

El país entero está así. 31 estados visten de rojo -apenas Zacatecas retrata un escalón atrás-. México alcanzó las 9 mil 930 víctimas mortales de covid-19.

Hugo López-Gatell reitera incansable. Desde este lunes los estados pueden tomar decisiones adicionales para hacer más restrictiva la movilidad… pero no, al contrario; es pertinente que haya un manejo regional…, pero tutelado por la autoridad sanitaria federal; donde hay semáforo rojo sólo regresan las actividades esenciales, nada más… Hugo López-Gatell predica en el desierto.

Acá tenemos nuestro propio semáforo, el Semáforo Estatal para la Reactivación en Guanajuato. Con la señal en rojo encontramos la nueva normalidad. Pese todo, Guanajuato se reincorpora a la actividad económica. Al menos en el papel, sería así:

Al 30% de ‘sus capacidades’: la industria del calzado, únicamente la que provee a la industria y la salud -eso es ‘ambiguo’, hacen rabieta en la CICEG-; del vestido y la confección, solo la proveeduría de uniformes industriales y de salud; el servicio de apoyo a los negocios; el de restaurantes y hospedaje; las plazas comerciales, -que por definición internacional son puntos de encuentro social, además-, eso sí, con excepción de bares, cines, áreas de ‘fast food’, comunes y de juegos; y el comercio al por menor. Al 75%, a trabajar los servicios de bajo riesgo -profesionales u oficios-, y el comercio al por mayor.

Siguen en veda: las áreas de actividades físicas al aire libre, los espacios públicos al aire libre; los espacios públicos cerrados; los servicios administrativos para la educación; los clubes deportivos o sociales; los gimnasios; los ‘eventos’ sociales; los servicios inmobiliarios y de alquiler; y las personas vulnerables por covid-19 -Hasta ahora, nadie dice quién supervisará que se cumplan todas estas condiciones.

El semáforo ‘guanajua’ tiene cuatro criterios de variación: los casos nuevos de covid-19; la disminución de muertes; los ventiladores ocupados por casos al día; y la capacidad de camas hospitalarias.

Como ‘Terminator’, Guanajuato regresa a pesar de que su propio secretario de Salud, Daniel Díaz, dijo todavía el jueves que para finales de junio el sector podría aceptar superada su capacidad de atención al contagio de covid-19.

El ‘Quédate en Casa’ fallido -el descenso máximo de movilidad fue entre 50 y 60%- y el retorno a la actividad económica este lunes, traerían un peor escenario de mil pacientes hospitalizados en un solo momento, las terapias intensivas saturadas.

Ahora bien, si los ciudadanos se resisten, los políticos tampoco están ayudando. Desde el frente balcanizado en el que ha resultado la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Conago que nos heredó el foxismo, siete gobernadores ‘hacen bolita’ para rechazar frontalmente la estrategia del semáforo federal.

LOS SEÑORES FEUDALES

Los gobernadores de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Michoacán, Durango, Jalisco y Colima, solemnes ellos, firmaron una declaratoria en la que alegan que el tal semáforo nacional es una estrategia política del gobierno federal para responsabilizar a los gobiernos locales de los contagios y muertes por ‘covid-19 -lento aprendizaje, pues-.

Otra de las tribus de la Conago, la GOAN, en la que forman los gobernadores panistas -incluido, claro, el de Guanajuato-, resuelta en la estridencia que le asegura su adicción a Twitter, anunció el miércoles en esa red que un día antes habían tomado tres acuerdos con el gobierno federal:

Uno, incluir criterios, datos y opiniones estatales; dos, tener el consenso estatal previo a la publicación; y tres, que los estados reservan su potestad de endurecer criterios para proteger a las familias. Ah, y que gracias a ‘sus’ estados la emergencia no ha sido peor. Pidieron la ratificación pública de los acuerdos. Luego, se quejaron de incumplimiento.

Así nos amanecemos entonces, como apaches montados en guerra… aunque a lo mejor, poco rato. El presidente AMLO deslizó en su ‘mañanera’ de ese mismo miércoles que trae en la bolsa de las contingencias 60 mil millones de pesos, a repartir a los estados que cumplan con los criterios de contención a la pandemia…, y no les dé por endeudarse. Uuups. Como sea, es probable que los estatales encuentren ahí los anhelados puntos de coincidencia con Andrés -ni digan que no, así ha sido siempre-.

Mientras, en Guanajuato, el termómetro se dispara. En el estado, únicamente Xichú, municipio de unos 11 mil habitantes de la Sierra Gorda, tierra de lucha antigua de caciques y trovadores, es ajeno al covid19. Todos los demás ceden terreno al coronavirus. A las ciudades del corredor industrial las agobia el cerco.

En Celaya, la tasa de letalidad del covid-19 es del 20.1%, índice significativo en el mundo. Una de cada cinco personas contagiadas, muere. Nadie lo explica todavía de manera científica. Vaya, ni Gatell, ni Alejandra Reynoso, ni Dante Delgado. Los dos últimos, expertos.

En Salamanca, hay alerta en la planta de Pemex, alrededor de la que gira la economía de la comunidad. Los trabajadores denuncian vulnerabilidad en su regreso a la ‘Refinería Ing. Antonio M. Amor’.

En Irapuato, la Secretaría de la Defensa Nacional trabaja ya en la instalación de un hospital para atender pacientes de covid-19 en la XII región militar, en prevención de que la capacidad hospitalaria sea rebasada.

Y León, bueno, León se juega un albur. En la Presidencia municipal alistan las franelas para sacudir el espejo en el sanitario y las fotos de los niños sobre los escritorios. Será un regreso escalonado el de los empleados. Y se entra por la puerta principal y se sale por el traspatio. Afuera, a los comerciantes y los ciudadanos se ofrece confusión. De una buena vez, el municipio advierte que habría desalojos de la plaza principal ¿Entonces?, se preguntan en los comercios de la Zona Peatonal.

Los dueños de los gimnasios se declaran insurrectos; los restauranteros de la Canirac, consentidotes del municipio y el estado, ya abrieron, punto; el monstruo monopólico del SIT, despereza en un gran bostezo de sus fauces; los hoteleros aspiran las habitaciones; las picas de calzado encuentran abiertas las peleterías; los tianguis nunca se fueron; en las barberías se escucha reguetón; los bares abren y cierran asolados por Fiscalización; la Miguel Alemán revienta, bueno, esa, siempre; así que -con el perdón de Serrat-, como el pobre a su pobreza y el rico a su riqueza, el Señor Cura vuelve a sus misas: la Arquidiócesis de León se acoge a los protocolos de la Conferencia del Episcopado Mexicano…, y abre las puertas de los templos a su feligresía bienamada.

Puesta así la mesa, resta acaso esperar el regreso a clases, por allá de septiembre… si es que todavía estamos.

LA JAULA

A las 16:30 horas del domingo 31-seguro tendremos que actualizar el dato-, en León, rumbo a su salida mayo cargaba ya con 69 asesinatos sobre la espalda.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *