Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Destacado Portada Tigres de Papel

UG, la tormenta perfecta

Por Francisco Javier Mares

Luis Felipe Guerrero Agripino, rector de la Universidad de Guanajuato, UG, es de los que tienen la tempestad encima y no se hincan.

Está viendo y no ve.

Toda proporción guardada, en la UNAM se eterniza y se apura a la violencia en una decena de escuelas preparatorias y facultades en paro. Alguien debiera explicar al buen Agripino que más allá de las dimensiones, en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad de Guanajuato, la indignación del estudiantado tiene esta vez las mismas causas.

Y que a diferencia de lo que se estila en la grilla que tanto lo seduce, el rollo, las mesas y las comisiones no van a sepultar el vigor de la protesta estudiantil.

De la asamblea de seguimiento -con asistencia de unos 300 estudiantes-, a las acciones convenidas entre las partes después del atorón de diciembre, asoman nuevas movilizaciones: plantones y marchas; toma simbólica de los ‘espacios magnos’ de la Universidad, para encuentros de discusión; jornadas en la Alhóndiga de Granaditas y freno a las ‘comisiones de género y salud’, hasta que sean incluidos los estudiantes.

A Luis Felipe Guerrero Agripino le pareció inteligente enseñar el colmillo y ordenó integrar las susodichas comisiones durante el periodo vacacional, obvio, en ausencia de los alumnos, que así no estarían para sumarlos o al menos considerar la opinión de la asamblea sobre los perfiles de los designados ‘a modo’.

Solo para no perder el hilo, habría que recordar al rector que el origen del movimiento es la inseguridad y el acoso sexual ignorado y perpetuado por las autoridades de la institución.

El alumnado reanudaría las marchas el 21 de este mes para externar públicamente su rechazo a las comisiones del rector y su inconformidad por el incumplimiento de las acciones concretas comprometidas.

Adelantan, lo que es evidente: la respuesta del rector Agripino no ha ido más allá del verbo mareador, dado que los profesores señalados como acosadores siguen tan campantes en las aulas y, peor aún, uno de ellos fue nombrado director de Comunicación y Enlace de la UG.

Agripino, entoces, sigue montado en su macho, pese a un riesgo importante… En diciembre se llevó entre las espuelas a las autoridades municipales y estatales, incluido el gobernador, quien rubricó una disculpa pública a los estudiantes.

Si bien Diego Rodríguez está muy ocupado con los asuntos de la violencia en la entidad, las muy apretadas participaciones federales, el borlote del Insabi y hasta con su viaje a Japón en puerta, es fácil entender -aunque no para el rector, parece-, le hará muy poca gracia que desde la rectoría de la UG, abiertamente, le den el avión.

Regresan los diputados

Desde este sábado, para el recalentado del ‘Día del Amor y la Amistad’, las y los diputados al Congreso de Guanajuato, regresan a trabajar, bueno, a sus curules pues. Ánimo, en breve, a lo mejor ni eso tendrán que hacer. Le platico por qué.

El diputado federal del Partido Acción Nacional -claaaro-, Jorge Luis Preciado, anunció la presentación de una iniciativa de ley para que puedan sesionar vía remota, en casos excepcionales -como las vaciones, por ejemplo-, y debatir y votar, desde cualquier lugar del país o el mundo sin registrar falta, un ‘Parlamento virtual’.

Que hay que ‘actualizar’ la reglamentación correspondiente, que no se toca desde 1934 -y a los legisladores se les permitía votar por telegrama-. Que ni dinero se necesita ‘solamente un celular o una tableta y una aplicación para que se conecten vía Face Time, Skype o vídeollamada’.

Después de realizar tan acuciosa investigación, el diputado Preciado dijo a los reporteros -la mirada brillante sobre los pómulos sin rubor-: “Imagínate, cuando les propongo yo que podamos sesionar en casos urgentes a distancia, que agarras tu iPad, pongo presente, veo la sesión, debato y puedo votar desde aquí y aparecen en el tablero.’ Sensacional ¿¡A poco, no!?”.

Además, todo es por una buena causa: “el Congreso paga casi 4 mil vuelos al mes para que los diputados estén presentes en las sesiones”.

Así que señora, señor contribuyente, vaya haciéndose a la idea. Con pantunflas; peinado, ‘a la desgreñé’; al pie de la escalera del avión o piña colada en mano ¡Desde Zipolite, papá!, así, nunca nos perderíamos el derroche de talento de las y los legisladores.

En fin, las y los diputados de Guanajuato están de regreso. Descansados, relajados, todo en orden. Seguro en estos días conoceremos algo de su propuesta de Agenda Legislativa, aunque en eso no haya mayor misterio.

Los partidos pequeñines, esperanzados en erigirse visagra de alguna votación importante -para agarrar ‘apoyos’-; Morena, cuya notoriedad estriba en el poder federal, a continuar con el pataleo y la exhibición del ‘petate del muerto’; y el pastor Jesús Oviedo y su mayoría panista pendientes de las instrucciones que les gire el gobernador en su próximo informe -si no es que ya las traen en las alforjas-.

La parsimonia se aposenta así de nuevo en ese monumento a la desmesura que es el edificio del Congreso de Guanajuato, pleno de oficinas y salones vacíos, mobiliario olvidado y sanitarios a cada paso -porque algo había que construir para gastar-. 

LA JAULA

Bárbara en Twitter:

“Acabo de ganar mi demanda 39 al Mpio y al Gobierno del Edo. Lo digo fuerte y claro, regresaré a la escena política estoy cansada de abusos y de persecuciones políticas. Estoy cansada que me quieran utilizar como cortina de humo para tapar su pésimo trabajo sobre todo en seguridad.

“Guanajuato y León necesita gobernantes que tengan agallas y la capacidad para sacarlo del hoyo en el que lo tienen inmerso. Lo repito, basta de persecuciones políticas y de justicia selectiva. ¡¡Dios los perdone!!”

¿Morena?

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *