Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Destacado Portada Tigres de Papel

La Feria, el fracaso anunciado

Por Francisco Javier Mares

La Feria Estatal de León llega a su tercer día, los primeros tres días con un cobro de acceso de 70 pesos. Sucedió lo previsible: poca asistencia. La gente dijo no.

Eso es lo que atestiguan quienes se dan una vuelta y lo que testimonian las redes sociales…, aunque el Patronato y sus propagandistas digan lo contrario.

No es cosa menor.

Desde los tiempos viejos del priismo en el gobierno, la Feria de León no reporta números rojos. No en lo oficial, al menos. En su turno, el alcalde sustituto Arturo Villegas Torres, corrigió el rumbo y hasta informaba el destino de los recursos, invertidos en aulas generalmente.

Con el arribo del panismo eso cambió. Cada año se habla del ‘éxito rotundo’ de la Feria del pueblo pero se ocultan las cifras y, por supuesto, su uso, salvo vagas generalidades.

Este año todo cambió. El gobierno estatal de Diego Sinhue Rodríguez, el municipal de Héctor Germán René López Santillana y el partido de ambos, el PAN, decidieron descarar el usufructo político de la directiva de la Feria para perfilar la candidatura a presidente municipal del diputado federal con licencia, Juan Carlos Muñoz Márquez.

De nada sirvieron, hasta ahora, las voces de alerta del Consejo Coordinador Empresarial de León, que advirtió del riesgo de politizar la nominación del presidente del Patronato de la Feria; ni del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, la Profeco, el expanista Francisco Ricardo Sheffield Padilla, sobre la ilegalidad de la tarifa de ingreso, no por el monto, sino porque de manera arbitraria, ilegal, condiciona el pago del disfrute de los juegos mecánicos. Se impuso a Juan Carlos y sus modos.

Y sus modos pintan mal. Ante las denuncias y burlas en las redes sociales, el Patronato de la Feria de León respondió con un comunicado que seguro redactó la avestruz: el juego de esconder la cabeza para negar la realidad.

En la versión de la Feria esto es una maravilla -como si hacer fotografías con tomas cerradas fuese un descubrimiento-, la gente ‘se volcó’ a la Feria y todo va bien. Pero no.

En el plano de la estridencia, seguro el Consejo Coordinador Empresarial retomará su crítica para evidenciar que los gobiernos estatal y municipal se equivocaron en la designación de Muñoz Márquez; y está por verse si el señor procurador defensor de los consumidores da la cara o se esconde tras su delegado -director, le llaman ahora-, y el pretexto de la falta de ‘quejas’. Lo otro es el juego político.

¿QUIÉN CONTRA MUÑOZ?

Si bien al interior del Partido Acción Nacional -ya les sucedió en la elección anterior en la que se vieron obligados a recurrir a ‘un cuadro’ como Héctor Germán René-, la caballada está muy flaca, alguien tendría que levantar la mano si el ´Proyecto Juan Carlos Muñoz’, como todo apunta, revienta.

Al gobernador Diego Sinhue Rodríguez, las diputadas Alejandra Gutiérrez y Libia García no le llenan los ojos -qué bueno-, y no tiene así que usted diga demasiada tela de dónde cortar. Eso sí, ya le dejó en claro al panismo que el ‘Gran Elector’ es él -todos dijeron, va-, así que se esperan.

El gobernador, entonces, no la tiene fácil. Panistas con capacidades tales, no abundan. Imponer a un externo se antoja difícil. Y está el reto de Morena…

Después de la vacilada de hacer su candidato a alcalde de León a Ernesto Oviedo, el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, que ostenta el gobierno federal, no se permitiría echar al cesto de la basura una elección más en León. Difícilmente ganaría, pero tiene a la mano emparejar el cabildo y ganar espacios de resonancia.

Entonces, a los panistas ávidos -estos sí que los hay-, les viene bien un fracaso de Juan Carlos Muñoz al frente de la Feria de León. Ya lo apuntábamos aquí, la edición en curso es su única oportunidad. Los tiempos políticos no le darán para más. Y no arrancó bien.

Al cierre de la semana, más de algún panista va a sugerir que haya un mayor control de la autoridad en el manejo de la Feria. Ojo, patronatos, consejos, fideicomisos y demás, hace rato que mostraron sus miserias -asómese al cochinero que es SAPAL o al metedero de manos que es el Implan-, y la responsabilidad es del gobierno electo. El resto son juegos de palabras.

Es por demás complicado imaginar que el presidente del patronato, Juan Carlos Muñoz, pueda rectificar en su decisión de cobrar 70 pesos por entrar a la Feria -tenga usted en cuenta que los panistas no se equivocan-, así que será todavía mucho más complejo acreditar al final que los números son buenos. Son pesos y el recuento mata la declaración.

A nadie, claro -bueno sí, a un par de azules, sí-, interesa que la Feria fracase. Tampoco convalidar abusos y, menos, acompañar truculencias políticas disfrazadas de proyectos solidarios con la comunidad. Juan Carlos Muñoz está en el medio de todo eso. Hay cosas que el dinero no compra.

Ya veremos, pues, qué deciden los panistas, ese es cuento suyo. El punto es que antes se llevan en la carrera a la fiesta de todos. Eso no está bien.

LA JAULA

Los gobernadores comen con el presidente. Saldrán contentísimos con eso del Insabi…

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.