Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Destacado Portada Tigres de Papel

MicroPolíticos

Por Francisco Javier Mares

Pública y proverbial su displicencia, aplastada por la realidad de la violencia sin control del crimen organizado, las consecuencias sanitarias y económicas de una pandemia mundial y las  revueltas sociales que protestan la brutalidad policíaca, nuestra ‘clase política’ se retrata en la pequeñez de su miras, sus afanes vulgares por ‘el hueso’ próximo y su espíritu de cofradía…, caiga quien caiga. Literal.     

Así sea insustancial -los ‘exhortos’ del Congreso de Guanajuato son como las llamadas a misa-, el episodio de la semana anterior en el que la mayoría panista que pastorea el cortazarense Jesús Oviedo negó un llamado específico al Presidente municipal de León Héctor Germán René López Santillana, para que deje de jugar ‘al tío lolo’ y atienda como es su obligación el brote de ‘Covid19’ en la central de emergencias C-4, puso en evidencia la prioridades de un equipo de gobierno que viste los andrajos del deterioro de 30 años de ejercicio ininterrumpido en el estado.

La diputada ‘verde’ Vanessa Sánchez solicitó exhortar a Héctor Germán René, a que ‘instruyera y gestionara’ las pruebas necesarias al personal del C-4 para descartar más contagios de ‘Covid-19’;  de trámite y cumplidora la moción, nada que pretendiera alterar el devenir histórico del estado de Guanajuato, pues.

Ah, pero no. Resuelto incluso el punto de acuerdo ‘de obvia resolución’, a la hora de los votos la diputada panista por León Libia Dennise García Muñoz Ledo, alzó su manita para decir que no, que como en la historia de la monjita, tenía que ser a todas y todos -en coincidencia con los alegatos de género que dominan su discurso, salvo cuando se trata del derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo-, y que entonces el susodicho exhorto debiera dirigirse a los jefes de los Ayuntamientos de los 46 municipios del estado. Como en realidad a nadie ahí le importaba demasiado el asunto, así se hizo.

Nada más habría que subrayar que las cosas no son tan simples como las entendederas de los diputados del grupo parlamentario mayoritario en el Congreso local arriesgan -en la defensa de sus banderitas azules y blancas-. La incompetencia, el desdén y la falta de entereza de Héctor Germán René en León, comienza a costar vidas. Sobre advertencia, dicen, no hay engaño. Nada les ha importado hasta ahora. Los leoneses recuperan su rutina como si la cosa no fuera con ellos. Al desplante de la diputada Libia Denisse, Héctor Germán René decidió que de los contagios de ‘Covid19’ en el C-4, no habla. Que porque ‘eso’ tiene ‘otros tintes’. Y ya. El señor da por zanjado el punto. Las tragedias familiares quedan para otra ocasión. Listo.

Con prácticamente la mitad de los contagios del estado, que en este fin de semana sumaron más de tres mil, León, el municipio presuntamente gobernado por el panista Héctor Germán René López Santillana se entrega a su ‘nueva normalidad’, justo cuando los estragos de la pandemia del ‘Covid19’ amagan desbordarse.

Germán lo ha hecho todo al revés. Todo mal. Cerró la plaza principal y ‘vendió’ a la prensa arrestos a paseantes cuando Suecia y Dinamarca se vieron amenazadas. Con la mortandad en el país encima, encubrió gimnasios y toleró barberías. Acordó con sus socios camioneros -las orugan apretujan a los pasajeros de manera soberbia, insensata, insolente- y capos de tianguis -‘La Pulga’ y la ‘Línea de Fuego’, reportan las multitudes acostumbradas-. La fábricas de calzado laboran sin que a nadie importe el 30 por ciento de su capacidad al que las ‘limitan’ las autoridades locales. Hoy, el hombre simplemente no sabe qué hacer. Los centros comerciales Altacia, Plaza Mayor  o Centro Max -lo que menos importa es el estrato socioeconómico de la clientela-, abren sus puertas. El centro histórico es de nuevo el paseo más concurrido. Esta semana entramos al pico del mal ¿Y?

LA NUEVA MORTALIDAD

En tanto, el gobernador Diego Rodríguez mejor se fue a Tequila, Jalisco, a reunirse con su pares de Tamaulipas, Coahuila, Michoacán, Durango, Nuevo León, Colima y el local Jalisco, que se hacen llamar la ‘Alianza Noreste-Pacífico’. Diego Rodríguez forma originalmente en la tribu Centro-Bajío-Occidente, en la que danzan los ejecutivos de los estados de Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí y Aguascalientes, además de Guanajuato -en la muy divertida balcanización de la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Conago, de la que ya habíamos advertido.

Los gobernantes visitantes fueron allá a un torneo de autoelogios como ‘protagonistas y motores económicos del país en las últimas décadas.’ También a suavizar el discurso a la espera del reparto de  los 60 mil millones de pesos -cosa de nada frente a las dimensiones de los daños a la salud y la economía nacionales causados por el ‘Covid19-‘, que les dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador que le estorban en las alforjas.

El anfitrión, no. Al gobernador de Jalisco Enrique Alfaro, envalentonado primero, conciliador luego, y sumiso después, más que los recursos y el discurso le interesaba el cobijo de sus iguales ante la exhibición pública de sus montajes y su actuar en la represión a los manifestantes por la muerte del ciudadano Giovanni López, golpeado por la policía de Ixtlahuacán de los Membrillos. Alfaro, con una mano en la grilla ‘bailó’ a los gobernadores, el de Guanajuato incluido.

– “En representación de la Alianza Centro-Bajío-Occidente, reconoció que ante la pandemia, los estados deben impulsar puentes de cooperación que permitan una reactivación económica ordenada y en cumplimiento con las medidas sanitarias”, dice el consabido boletín que dijo Diego. Ok.

Ahora bien, en el nivel federal no desafinan la tonada del desastre. El presidente Andrés Manuel López Obrador concluye una gira de siete días en el sureste del país, en la lógica del brasileño Bolsonaro, con un desprecio absoluto si no a las consecuencias concretas del lance en términos de salud, sí en agravio a la coherencia y a su responsabilidad pública y política.

Esta mañana de lunes, Amlo habrá de reincorporarse a su rutina en ‘la mañanera’ -‘Lord Molécula’, incluido. No descarte usted que ‘sorprenda’ a la nación con el anuncio del decreto de una nueva ‘Jornada de Sana Distancia’, dada la estadística de mortalidad del ‘Coronavirus’ en México, que llama ya la atención internacional.

Bien haría Andrés Manuel López Obrador en considerar que no todos los mexicanos tienen a su alcance las ‘nanopartículas de cítricos’ que disfruta la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero…

Mientras los políticos se divierten, los ciudadanos, al menos los de Guanajuato, no encuentran dónde meterse. Este fin de semana ‘Tigres…’ dedicó su espacio a repensar la violencia criminal que se enseñorea en todo el territorio del estado de Guanajuato. La jornada del sábado nos probó una vez más que la difusión mañosa del impacto sanitario y económico de la pandemia del ‘Covid19’ distrae…, pero no oculta, imposible, el drama de la violencia que impera en la entidad: 21 muertos en 24 horas. 10 en Irapuato, ‘en un jalón.’

Esto último ocurrió en el anexo ‘Empezando una nueva vida’ -otra vez un ‘anexo’, otra vez en Irapuato, la cuarta ciudad más violenta del mundo, según enseña la estadística-, a la vista de todos apenas un poco antes de las cuatro de la tarde. Hombres armados que llegaron en una camioneta entraron al lugar, seleccionaron a sus víctimas y los mataron.

En Celaya, un ataque a balazos y con granadas en un taller de hojalatería mató a tres personas. Así, hasta sumar 21 asesinatos en una jornada en Guanajuato que, seguramente, será referencia en las declaraciones matutinas del presidente de la República.

En Guanajuato, la violencia del crimen organizado es incontenible, es impune, tan sin salida que hace ya un rato que las autoridades enmudecieron. El gobernador Diego Rodríguez, no habla de esos asuntos; el jefe de las fuerzas estatales Alvar Cabeza de Vaca, se escurre; el fiscal Carlos Zamarripa, ‘es autónomo’; la vocería del gabinete de seguridad del estado, resultó una broma… Así seguimos.

LA JAULA

Abrimos semana: Virus y violencia, qué le vamos a hacer…

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *