Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Destacado Portada Tigres de Papel

El Congreso y la siesta eterna

Por Francisco Javier Mares

Los diputados están de regreso.

Once de ellas/ellos son ‘abogaos’ -nota para el editor: el ‘dedazo’ es intencional- y una estudiante de derecho en la Universidad Tecnológica del Centro de México -donde sea que se ubique y cualquier cosa que ello signifique-.

Hay dos médicos cirujanos, uno general y dos dentistas; tres son ingenieros agrónomos -qué raro, seguro eran los ‘grillos’ de la prepa-, una más es técnico en administración agroindustrial; dos son comunicadoras -ajá-; alguien es pedagoga, otra diputada es educadora y una más con estudios truncos de psicología, una licenciada en negocios internacionales, un contador, un licenciado en administración pública, un ingeniero industrial y un licenciado en ciencias sociales; una diputada se identifica como ‘empresaria’, un diputado se aventó el bachillerato y de una legisladora de plano no se consignan sus estudios en la página oficial del Congreso de Guanajuato.

El mero jefe, el cortazarense Jesús Oviedo Herrera, panista, es arquitecto -así sea de su propio destino- por la Universidad de Guanajuato.

La recopilación, es de reconocer, es por mero morbo -ni siquiera están obligadas, obligados a saber leer ni escribir, eso dice la Constitución-, pero es interesante porque ellos deciden -es un decir-, las leyes que hemos de obedecer todos los guanajuatenses.

El caso es que por fin enviaron las bermudas al clóset -se sacudieron la arena, atendieron sus ojos rojos- y regresaron a su feísimo edificio -de verdad es una cosa espantosa- a emprender el segundo periodo ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura local, prestos, la fracción mayoritaria albiazul al menos, para acatar las instrucciones de ley que tenga a bien girar el gobernador Diego Rodríguez.

Así como para disimular, el Pastor Oviedo intentó sorprender con un gol de vestidor y anunció -el sudor apenas disimulado por la camisa de algodón egipcio en dato no confirmado- el llamado a comparecencia -está bien, no, a una ‘mesa de trabajo’- al fiscal general autónomo de Guanajuato, ‘el todopoderoso’ -muérete de envidia Jim Carrey- Carlos Zamaripa Aguirre. En otras palabras, más de lo mismo. Diputados y fiscal, entonces, se verían las caras dos días seguidos, jueves y viernes 27 y 28 del mes en curso.

Aclara que no es algo así como ‘llamarlo a cuentas’ -¡Dios no lo pemita!-, pero que le pedirán que ‘detalle’ su informe de actividades que entrega el 27, como local debutante y para revisar los resultados de la Fiscalía General del Estado, el 28, en visita al Congreso…

A renglón seguido, en franca cura en salud advierte que si bien su intención es conocer ‘a profundidad’ la estrategia de los investigadores, no puede ser tanto porque, pues, ‘tenemos que ser muy respetuosos en temas que son muy propios de la Fiscalía -no vaya a ser que se enteren los cárteles de Santa Rosa y el de Jalisco Nueva Generación, preocupadísimos por el quehacer del Congreso local-.

Los diputados ya lo hicieron una vez. La presunta primera comparecencia del fiscal Carlos Zamarripa, el 6 de mayo de 2019, se fue desvaneciendo hasta quedar en una reunión de café con unos cuantos diputados -ni pensar que con el pleno- y se extiguió en un vulgar boletín de prensa.

“Se dieron a conocer las áreas de oportunidad para que desde el Congreso del Estado se propongan las reformas pertinentes en materia de seguridad (…) En el Congreso, las propuestas derivadas de la reunión se revisarán en las comisiones correspondientes…”, leímos entonces y leeremos oootra vez, el 28. El mismo cuento.

Oviedo y su cauda de asesores tuvieron semanas para idear qué decir a su regreso de vacaciones. No les alcanzó para más… -Ah, el gobernador les recuerda que a ver aquioras aprueban la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas.

EL PEJE EN GUANAJUATO

Ya entrados en gastos a partir del desacuerdo -de alguna manera habría que calificarlo- por los malos modos en la creación del Instituto Nacional para la Salud y el Bienestar, el Insabi -y la diarrea verbal del secretario federal de Salud, Jorge Alcocer-; el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; y el gobernador Diego Rodríguez caminaron juntos otra vez, en gira del mandatario federal en Guanajuato.

El ‘peje’ arrancó en Pénjamo y llegó a Romita. Viene de Jalisco y va a Michoacán, en jornadas de inauguración de cuarteles para la Guardia Nacional. Acá, el presidente no dijo mucho y de lo que dijo, nada nuevo. La reiteración, como quiera que sea, no es menos importante.

Que son son 81 los cuarteles que se construyen o están terminados. Y que a diferencia de la Policía Federal que en 20 años no pudo consolidarse -solo llegó a tener ‘en sus mejores tiempos’ 36 mil elementos, y de ellos 10 mil efectivos y 26 mil en asuntos administrativos-, ahora la Guardia Nacional llega casi a 80 mil agentes.

En su muy publicitada -y puesta su eficacia en duda- tesis de no enfrentar la violencia con más violencia -‘el fuego con fuego’-, AMLO machacó en la necesidad de mejorar las condiciones de vida de la gente pobre.

“Permite que vivamos en una sociedad mejor, alejar la tentación de que algunos tomen el camino de las conductas antisociales”.

Que se escuche muy lejos, dijo Andrés: ‘No se va a permitir que actúe la delincuencia con impunidad. Nada de que yo puedo hacer y deshacer porque tengo influencias…”

Ya de salida, para no variar, tuvo que pedir al duelo de porras que dejaran de pelear. “Cuando lleguen las campañas que cada quien agarre su partido…”, saludó respetuosamente a Pénjamo -“este pueblo trabajador que vio nacer al Padre de Nuestra Patria”-, agradeció al presidente municipal, el panista Juan José García López –“de los que más se ocupan de la inseguridad y la violencia -de nada-”, al gobernador Diego Rodríguez –“por su trabajo y su coordinación con el gobierno federal”-, y se despidió. Todo en orden, todo bien. Uf.

LA JAULA

En la colonia Obrera, en León, acusan a los gendarmes de asesinar a golpes a un hombre que se ocupaba como lavacoches y ‘viene viene’. Claro que habrá una aclaración pertinente. Ni que el jefe de los municipales fuera mudo…

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *