Vox Populi GTO

Vox Populi Guanajuato

Tigres de papel
Blogs Destacado Portada Tigres de Papel

Todos contra el consumidor

Por Francisco Javier Mares

Sea un apostolado por el medio ambiente, la diversión de grandes y chicos, la preocupación por la salud pública o el mero negocio, las autoridades y los dueños del dinero coinciden en el arranque de 2020 en un mismo afán: aplastar al consumidor…

Desde el 1 de enero se prohibe producir, comercializar y distribuir bolsas plásticas en la Ciudad de México. No más plásticos de un solo uso, como bolsas, cubiertos, vasos y platos desechables. A ver cómo se lleva sus tamales y su atole, joven.

En agosto de 2010, México ya había prohibido el uso de bolsas de plástico no biodegradable, ahora, en Ciudad de México, también se prohiben estas. Las únicas bolsas permitidas son las compostables, fabricadas con fécula vegetal.

Bueno, conceden que hay alimentos con los que se tiene contacto directo, como las carnes frías -‘¿Me da medio kilo de jamón? No, envuelto en periódico no, por favor’-, entonces, cierto tipo de plástico está permitido por un asunto de salubridad.

Acá, en Villas de San Juan, en los abarrotes al lado de las quecas, una cartulina advierte que ya no se entregan las cocas en bolsa ‘con agarradera’; pero al otro lado de la economía, sucede lo mismo: si usted compra en Liverpool de Plaza Mayor o paga una bolsa o carga como pueda sus artículos, por ‘fashion’ que estos sean.

Y a propósito de Plaza Mayor, similiares y conexas. Desde 2016 -el 27 de octubre, para ser exactos-, el regidor del Verde, Sergio Contreras, instó a que los estacionamientos en las plazas comerciales sean gratuitos. Que había que actualizar el reglamento de estacionamientos que desde 1994 no se modifica -cito de memoria, pero aquella reforma debió ser justo para ‘liberar’ las tarifas’-.

Al año siguiente, el 30 junio de 2017, el diputado local priista Lorenzo Chávez presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Movilidad, sí, para que los estacionamientos de los centros comerciales sean gratuitos…, al menos por dos horas -en toda publicidad de Plaza Mayor, cuidan de no mencionar el número de cajones de estacionamientos, ni de comercios-.

El interés es tal, que apenas el jueves de la semana pasada, 16 de enero del año 2020, la Comisión de Seguridad y Comunicaciones del Congreso del Estado, se ocupó de nuevo de la iniciativa citada.

Sí pues, pero que a petición de los legisladores priistas en turno, se solicitó la opinión de la Coordinación general jurídica del gobierno del estado, y una consulta al Instituto de investigaciones legislativas del Congreso. Prudentes los señores. Así que el ‘análisis’ continuará cuando ambas instancias les respondan. Los usuarios pueden esperar sentados.

LA FERIA Y MUCHO MÁS

Durante los primeros tres días del cobro del combo maravilla de 70 pesos en la Feria de León, la Profeco coleccionó más de un centenar de quejas. Así lleguen en familia, protestan las personas adultas que no traen para eso y no quieren usar los juegos mecánicos. La Profeco reporta un porcentaje cero de conciliación en las taquillas.

Del oficio enérgico que enviaron a la Feria, al Municipio y hasta a Derechos Humanos, les respondieron el 10 de enero, en el inicio de la fiesta, y solo les exponen la modalidad del cobro, pero que no acatan ‘la recomendación’. En otras palabras, los mandaron con cajas destempladas.

Hasta aquí, predecible la arrogancia de la autoridad municipal, pero Héctor Germán René y Juan Carlos pierden de vista algo importante: la Profeco, ya tiene autoridad fiscal. A partir del 1 de julio de 2019, la Profeco puede cobrar sus propias multas. Y esas no son buenas noticias para el Municipio…

Durante décadas, las multas de la Profeco, exhorbitantes, fueron un chiste. Las tesorerías locales eran las responsables del cobro. Nadie lo hacía por la desproporción de la sanción y los recursos legales de los afectados. Imagine a Héctor Germán René, en severo castigo a Juan Carlos. Ya no. Ahora la Profeco tiene incluso autoridad de embargo.

Sin embargo, todo esto es apenas el comienzo de la fiesta en la que se desnuda al consumidor. Bimbo elevó el costo de sus productos en dos pesos. El imaginario popular denunció que se excusaba en el aumento al salario, versión no comprobada. Otras empresas como Modelo, Sabritas, Barcel, Nestlé, Lala, Alpura, Marinela y Tía Rosa se le unirían.

Se argumentó entonces un aumento al IEPS. Francisco Ricardo Sheffield Padilla, de Profeco -‘desaparecido’, dicho sea de paso, de la defensa de los consumidores en la Feria-, advirtió que no hay razón para aumentar los precios al consumidor. Nadie le hizo caso. El 20% de incremento del salario se pulverizó.

En voz de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes, la Anpec, Gamesa, Modelo, Sabritas, Barcel y Nestlé, entre otras, también aumentarían sus precios. Lala, Alpura y Nestlé, un ajuste de tres pesos. Las galletas Gamesa, entre uno y dos pesos. Marinela y botanas en general, un peso y 1.50 pesos, respectivamente. En Las ricas bebidas gaseosas, hasta dos pesos.

Los muy modestos cigarros Montana pasaron de 32 a 37 pesos -cajetilla de 14-, los Marlboro, de 57 a 63 pesos, en cajetilla de 20 cigarros. Las bebidas alcohólicas, alza de 4.5% sobre el precio de venta. Enhorabuena, no en el aguamiel y el pulque. Cosa de agarrarles el gusto.

En Guanajuato, antes de marchar a la playa, diputadas y diputados recetaron al ciudadano nuevos impuestos a la venta final de bebidas alcohólicas y a la enajenación de bienes inmuebles.

La Ley de Ingresos 2020 también incrementa impuestos al servicio de hospedaje, la prestación de servicios profesionales y la renta de inmuebles. Aprobaron la creación de nuestro propio Servicio de Administración Tributaria, con más cobros a las casas de empeño, la compraventa de vehículos en desuso y sus autopartes. La caseta de cuota de la autopista Guanajuato-Silao cobrará un pesito más, y así. Sin piedad, pues.

LA JAULA

Este lunes los Universitarios reloaed regresan a clases; no, las y los diputados locales, no, se la siguen hasta febrero…

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *